Cómo se hace un tratamiento de microinjerto capilar sin rapar la cabeza

Microinjerto capilar: conoce qué es la zona donante
12 agosto, 2019
La escala Hamilton-Norwood | Microinjerto capilar
12 agosto, 2019

Como ya debes saber el procedimiento para realizar un tratamiento de microinjerto capilar para solucionar la alopecia con la técnica F.U.E., requiere que se afeite la cabeza por cuestiones de manejo en la intervención quirúrgica, para facilitar los cuidados postoperatorios y para evitar infecciones, si quieres conocer la importancia de rasurar la cabeza para un tratamiento de restauración capilar haz clic aquí.

En algunos casos es posible realizar este procedimiento estético sin la necesidad de rapar la cabeza en su totalidad, es necesario que consultes esto con el médico que tratará tu caso, pues esta técnica depende de las condiciones de tu cabello y de las zonas donde requieres el trasplante de microinjerto capilar. En ocasiones está técnica es más costosa debido a las complicaciones que puede darle al médico que te atienda. 

Básicamente, cuando se realiza la técnica F.U.E. sin rapa la cabeza se busca que los pacientes conserven la mayor cantidad de cabello para evitar que toda la cabeza se rape. Ahora lee sobre dos maneras de colocar microinjetos capilares sin afeitar el cabello: 

F.U.E. sin rapar 

Dependiendo de cada caso (es muy importante que no todos los casos son iguales y que esta es información general), el médico hace un análisis de la zona receptora y la zona donante, posteriormente selecciona cada microinjerto capilar a trasplantar y recorta el cabello de esas zonas para dejarlo lo más largo posible (1 cm aproximadamente), una vez que se extrajo se separa el folículo de los cabellos y se prepara para el implante en la zona receptora. 

Si los microinjertos se utilizarán para redensificar zonas que tienen poco cabello es necesario recortar el cabello que se encuentra alrededor de la zona, si las zonas no tienen cabello simplemente se coloca el microinjerto y listo. 

 Cortinillas 

Para aquellas personas que tienen el cabello largo y que tienen problemas de densidad, resulta una pesadilla imaginar que deben rapar toda su cabeza para mejorar su aspecto. Por esta razón, la técnica de cortinillas consiste en rapar las zonas receptoras y dejar los cabellos del rededor intactos para que puedan caer sobre la zona tratada con injertos y, de esta manera, se disimula el tratamiento y se evita afeitar toda la cabeza. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *